';

No dejes de leer estos trucos para que la casa se vea limpia en poco tiempo, no solo te ayudarán a deshacerte del desorden y del polvo sino que además terminarás antes de lo que pensabas.

Cómo limpiar la casa en menos tiempo

Por empezar, ni bien entres a la habitación por la que has decidido comenzar la limpieza, recoge absolutamente todo lo que esté en el piso e interfiera con el trapeado, es necesario que esté libre. Ya que estás, observa de forma general para ver si encuentras algo que estorba y ya no utilizas, de ser así deshazte de él ya mismo.

Utiliza paños de microfibra

Esto te ahorrará tiempo debido a que puedes utilizarlos para limpiar cualquier superficie sin que tengas que preocuparte por rayarla; de éste modo no debes estar cambiando de un paño a otro y además tienen la ventaja de que, colocando poco producto cunde mucho, gracias a su textura.

trucos-para-que-la-casa-se-vea-limpia-en-poco-tiempo-2.jpg

Céntrate en lo que llama la atención

Es la clave, fíjate si por ejemplo dejas reluciente el fregadero de la cocina y los grifos realmente se notará, por lo que ya no será necesario que también limpies a fondo las alacenas. De igual forma en el baño, un inodoro bien limpio, una toalla colgada correctamente y un lavabo sin manchas ni cabellos es la imagen perfecta de un baño limpio.

Utiliza productos multiuso

Sin son caseros mejor así no afectarán la salud de tu familia, pero a lo que voy es que el usar un mismo producto para limpiar varios materiales diferentes también te ahorra tiempo. Te evitas estar buscando uno y otro o cargando con ellos a cada ambiente al que te dirijas a limpiar.

No olvides las cestas

¡Claro! Las canastas son geniales para almacenar cosas de último momento, aquellas que no podemos gradar en su sitio. Colócalas a todas en cestas y luego almacénalas debajo de la cama o en un armario, ya ordenarás cuando tengas tiempo. ¡Eso sí! No dejes de hacerlo cuanto antes, de lo contrario se irá acumulando el desorden y luego necesitarás más tiempo para ordenarlo.

Puedes salvar la situación utilizando cestas para el baño, dormitorio, cocina o por ejemplo en la sala de juegos.